AFAPREDESA

AFAPREDESA nace como respuesta civil a la lamentable situación de los derechos humanos, la incapacidad de defensa de los desaparecidos y torturados y de nuestra angustia como padres, hijos, esposas o hermanos ante la consecuencia de la invasión cívico-militar del Sáhara Occidental por Marruecos.
AFAPREDESA se constituyó el 20 de Agosto de 1989 en los Campamentos de refugiados de Tinduf. Es una Organización No Gubernamental saharaui de defensa de los Derechos Humanos, así reconocida por las leyes saharauis.
Es miembro observador de la Comisión Africana de Derechos Humanos y miembro de la Coalizacion Internacional para la protección de todas las personas contra las desapareciones forzadas.
Participa en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. También actúa ante el Parlamento Europeo.
AFAPREDESA ha sido proscrita por el gobierno marroquí, pero aún así continúa ejerciendo su actividad dentro del territorio ocupado.

miércoles, 19 de julio de 2017

AFAPREDESA Condena y rechaza condenas ilegales contra los activistas saharauis grupo de GDEIM IZIK por el Reino de Marruecos.


Detenidos del Grupo Gdeim Izik durante el juicio farsa marroquí en Salé


Durante esta madrugada del 19 de julio de 2017, se ha concluido el juicio farsa intentado contra 23 de los 25 activistas y defensores de derechos humanos perseguidos  a raíz del desmantelamiento violente del Campamento de Gdeim Izik por las fuerzas de ocupación marroquí.  El anuncio de la sentencia se produjo a las 4 de la madrugada, como para recordar la cobarde e vil intervención de las fuerzas marroquíes contra el Campamento de Gdeim Izik, el 8 de noviembre de 2010. En ese trágico día, 20 000 acampados, la mayoría niños y mujeres,  fueron sacados de su sueño por el ruedo de helicópteros, camiones, coches con las serenas, bombas lacrimógenas, tiros con armas de fuego y el humo de las jaimas incendiadas. Durante la intervención criminal del ejército y las fuerzas policiales marroquíes se perpetran 4 asesinatos de ciudadanos saharauis, entre ellos un niño de 14 años Nayem El Garhi. Más de 300 personas fueron detenidas  y torturadas, quienes fueron liberadas después de varias semanas o meses sin juicio. 167 de ellas fueron liberadas provisionalmente mientras que 25 fueron perseguidos por un tribunal militar.

A pesar de las flagrantes irregularidades denunciadas por numerosas organizaciones internacionales[1] que marcaron todo el proceso,  tanto militar como civil, por incumpliendo tanto la legislación internacional como las propias leyes del reino de Marruecos, se dictaminaron sentencias duras e ilegales contra 23 activistas saharaui. En efecto, el juez confirmó sentencias de codena perpetua para 8 de los detenidos, 30 años para 3 detenidos, 25 años para cinco detenidos y 20 años para 3 de ellos.  2 fueron condenas a penas menores de los 7 años (6 años y medio y 4 años y medio) en que permanecieron detenidos arbitrariamente. El juez confirmó igualmente la sentencia de dos años del tribunal militar a dos otros activistas que estaban en libertad después de cumplir sus penas.

Esta es la relación detallada de las condenas pronunciadas:

Codena perpetúa:
1.       Abdeljalil Laarusi
2.       Mohamed Bachir Butenguiza
3.       Mohamed Bani
4.       Sidi Abdellah Abahah
5.       Brahim Ismaili
6.       Sid Ahmed Lemjaid
7.       Ahmed Sbaai

30 años de cárcel:
1.       Annaâma Asfari
2.       Mohamed Bourial
3.       Cheikh Banga

25 años de cárcel:
1.       Hassana Dah
2.       Mohamed Lamin Haddi
3.       Houssein Zaoui
4.       Mohamed Embarek Lefkir
5.       Mohamed Khouna Babit

20 años de cárcel:
1.       Abdellahi Toubali
2.       Bachir Khadda
3.       Mohamed Tahlil

 6 años y  medio de cárcel:
1.       Deich Daf (liberado)

4 años y medio de cárcel:
1.       Bakay Arbi (liberado)

2 años de cárcel:
1.       Taki Machdoufi (se encontraba en libertad)
2.       Abderrahman Zayou (se encontraba en libertad)

Cabe recordar que otro saharaui Mohamed El Ayoubi (quien se encuentra en libertad provisional por razones médicas) será juzgado en septiembre de 2017 por el mismo tribunal. Hassana Alia, otro defensor de derechos humanos, quien había sido juzgado a condena perpetua por el tribunal militar no ha sido incluido en el proceso judicial civil por encontrase en España donde consiguió el asilo político.

Las condenas no dejan lugar a duda, nos encontramos ante la perpetuación de la misma política genocidio y graves violaciones de derechos humanos llevadas por el ocupante marroquí desde el inicio de la invasión el 31 octubre de 1975, con la complicidad del Reino de España. La justicia marroquí ha pasado de la militar a la civil manteniendo las mismas condenas sin apenas cambios. Ello a pesar de que el tribunal de Casación que había anulado la sentencia del tribunal militar por falta de pruebas, de intención de causar muerto y por falta de identidad de las presuntas víctimas. El tribunal civil consistió en inventar  un nuevo expediente penal con nuevos testigos que aparecieron después de 7 años de los hechos y se basó exclusivamente en las declaraciones de los detenidos obtenidas bajo tortura, tortura condenada por el Comité Contra la Tortura de la ONU en el caso de Annaâma Asfari[2] y un vídeo de propaganda marroquí donde no aparecía ninguno de los detenidos.

Ante esta parodia de juicio y las condenas dictaminas, la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA) expresa su más enérgica condena, su repulsa y rechazo a las  condenas ilegales  contra los activistas saharauis grupo de GDEIM IZIK  por el Reino de Marruecos.

Frente a tales condenas, tan injustas como ilegales, AFAPREDESA expresa su pleno respaldo a los detenidos políticos saharauis y a sus familiares y llama a la movilización para exigir su liberación inmediata e incondicional.

AFAPREDESA lanza un llamamiento urgente a las organizaciones internacionales  para poner fin al sufrimiento de todos los detenidos políticos saharauis y la represión que se perpetúa diariamente en los territorios ocupados del Sahara Occidental.  



En particular, AFAPREDESA se dirige a Naciones Unidas para que incluya, sin más demoras, los derechos humanos[3] en los mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO), única misión de paz en el mundo sin tales competencias.  Esta demanda que llevamos reiterando desde 1993, poco después de su instalación en el territorio, se convierte una necesidad urgente para preservar la paz y la estabilidad en el Sahara Occidental y la facilitación de la búsqueda de una solución pacífica al conflicto que dura ya 42 años.

Es una vergüenza que el pilar fundamental de derechos humanos de la ONU siga ausente de su agenda en el Sahara Occidental.

La participación activa de la UE en el expolio de los recursos denuncia indirectamente por el SG de la ONU, informe de 2016.


También, solicitamos la intervención urgente de la UE que continua participando en el expolio de los recursos naturales del Sahara Occidental y obviando sus responsabilidades solemnemente contraídas con el Reino de Marruecos. El famoso artículo 2 del acuerdo de Asociación sigue sin ser implementado por ambas partes. Las dos partes consideran que "el respeto a los Derechos Humanos" constituye un "elemento esencial" del acuerdo pero nunca se ha visto una implicación de la UE cuando se trata de violaciones graves y sistemáticas tanto el Sahara Occidental como los recientas  detenciones y torturas contra activistas del Rif donde la población civil está sometida  a dura represión por reclamar sus derechos sociales y económicos.

LIBERTAD YA A TODOS LOS DETENIDOS POLÍTICOS SAHARAUIS EN LAS MAZMORRAS DEL REINO ALAUITA







[1] Ver comunicado de Acat versión original en Francés: http://acatfrance.fr/actualite/gdeim-izik---verdict-imminent y su traducción al castellano por AFAPREDESA: http://afapredesa.blogspot.com/2017/07/afapredesa-exige-la-liberacion.html
Ver igualmente comunicado conjunto de HWR y AI (disponible solo en inglés, francés y árabe): https://www.hrw.org/fr/news/2017/07/17/maroc/sahara-occidental-les-allegations-de-torture-assombrissent-le-proces-des
[2] Gracias a una denuncia de la ACAT (Asociación Cristiana para la Abolición de la Tortura), el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas emitió una decisión histórica que condena a Marruecos por tortura infligida a Annaâma Asfari: https://drive.google.com/file/d/0B7A9TDDdTSt_ejBRdnBYcVNzME0/view
[3] Los derechos humanos constituyen el pilar de las misiones de paz en el mundo según la ONU:

lunes, 10 de julio de 2017

AFAPREDESA exige la liberación inmediata e incondicional de los presos políticos saharauis de Gdeim Izik





Justo antes del juicio farsa que se reanudará el 11 de julio de 2017 contra 24 presos políticos saharauis, la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA) está profundamente preocupado por las duras penas serán impuestas contra ellos.

Este juicio ilegal e injusto se inició 26 de diciembre de 2016, tras la decisión del Tribunal de Casación de anular el veredicto de la justicia penal militar que había condenado a penas de entre 20 años a la perpetuidad pronunciadas sin ninguna prueba excepto las declaraciones obtenidas bajo tortura[1].  Se trata de las personas siguientes: 8 condenados a perpetuidad[2]: Ahmed Sbai Brahim Ismaili, Sidahmed Lamyaied, Abdalahi Lejfauni, Larosi Abdelyalil, Mohamed Bachir Butanguiza, Mohamed Bani y Abhah Abdalahi Ahmed Sidi. 4 condenados a 30 años de prisión: Anaama Asfari, Mohamed Burial, Hasan Dah y Chiej Banga. 7 Condenado a 25 años: Abdalahi Taubali, El Husain Ezaui, Diech Daf, El Bakay El Arabi, Mohamed Lamin Haddi, Mohamed Embarek Lafkir y Mohamed-Juna Babait. 3 Condenado a 20 años: Mohamed Tahlil, El Bachir Jadda  y Mohamed Layubi, este ultimo en libertad provisional por razones médicas y el tribunal decidió hacerlo un juicio aparte. Otros dos detenidos, Taki Machdofi y Sidi Abderrahman Zayou condenados al pena  cumplido 2 años y 3 meses cada uno, también son perseguidos ante el tribunal civil.

Los observadores internacionales y los abogados de la defensa han señalado numerosas irregularidades generalizadas, tanto en forma como en el fondo.

En primer lugar, el juicio viola las Convenciones de Ginebra que regulan la conducta de las fuerzas de ocupación en un territorio ocupado. Si existen razones que justifican su juicio, estos activistas y defensores de los derechos humanos, deben ser llevados ante un tribunal con sede en los territorios ocupados bajo la jurisdicción de la República Saharaui y no del Reino de Marruecos, en virtud del derecho internacional humanitario. Si son hallados culpables, deberán cumplir necesariamente sus condenas en el territorio ocupado. A falta de forma fundamental, Annaama Asfari y sus compañeros deberían haber sido liberados.

En cuanto a consideraciones de fondo, las irregularidades planteadas por la ACAT en su última comunicado[3], muestran que el proceso es altamente político.
Por todas estas razones, AFAPREDESA considerado nulo e ilegal cualquier decisión del tribunal marroquí contra los presos políticos saharauis y hace un llamamiento urgente para su liberación inmediata e incondicional.




Gdeim Izik después de la intervención violenta de las fuerzas de ocupación marroquíes 8 de noviembre de 2010

AFAPREDESA también pidió la apertura una investigación sobre las graves violaciones de los derechos humanos cometidas por las fuerzas de ocupación durante el violento desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik. Dicha investigación deberá incluir el fallecimiento cuatro saharaui, entre ellos un niño de 14 años, más de 300 casos de detención arbitraria, la tortura infligida a los presos políticos saharauis asi como depurar responsabilidad penal incurridas sobre las actuaciones de las fuerzas marroquíes.

En este enlace, documental AFAPREDESA sobre la intervención brutal de las fuerzas de ocupación en Gdeim Izik:

https://vimeo.com/23539585

DADA SU IMPORTANCIA: AFAPREDESA traduce el comunicado de ACAT al castellano http://www.acatfrance.fr/actualite/gdeim-izik---verdict-imminent

GDEIM IZIK: VEREDICTO INMINENTE

El 11 de julio, se reanudará el juicio Gdeim Izik en el cual son perseguidos 24 militantes y los derechos humanos saharauis. El veredicto debe hacerse poco después. El fiscal pidió la pena máxima de prisión para los acusados. Es urgente actuar.

07/06/2017

 La injusticia del juicio se está demostrando cada día más y es más evidente. Aunque el presidente de la Corte de Apelación de Rabat ha aceptado finalmente que algunos de los acusados ​​sean sometidos a pruebas forenses, estas ultimas no cumplen en absoluto con los estándares de investigación detallada por el Protocolo y Estambul y sirven de coartada para la Corte para que, una vez más se puede basarse en las confesiones que los acusados han firmado bajo tortura.

Los abogados de la defensa han seguido siendo censurados durante todo el proceso y no pudieron abordar plenamente la cuestión de la tortura y aún menos la aplicabilidad del derecho internacional humanitario.

El fiscal ha presentado nuevos testigos, algunos misteriosamente aparecieron siete años después de los hechos. Sus historias son en su mayoría poco documentadas, a veces contradictorias e incluso inverosímil, pero el presidente ha censurados las preguntas de defensa intentando poner de relieve la poca credibilidad de las historias.

El Presidente ha demostrado, desde el inicio del juicio, un claro sesgo en contra de la defensa. Pregunta el mismo y permite a las partes a hacer más preguntas de acusación que d defensa. Ha autorizado la difusión durante la audiencia de una película de propaganda en la que no aparece ningún acusado y con el único fin de crear un clima de hostilidad, en violación de la presunción de inocencia.

La Corte negó que cualquiera de las pruebas realizadas de ADN y registros de huellas digitales sobre armas incautadas que presuntamente pertenecían a los acusados. Los acusados ​​ni siquiera saben que de los agentes de les acusa de haber matado y de qué manera.

El 16 de mayo de 2017, cansados de largos meses de un juicio marcado por una falta manifiesta de equidad, los acusados ​​y sus abogados marroquíes y saharauis anunciaron su intención de no participar en lo que ven como un simulacro de juicio. El mismo día, sus abogados franceses se retiraron de su cargo; dos de ellos incluso han sido expulsados ​​violentamente de la sala. Los acusados son ahora representado por abogados de oficio.

Todo esto no es de buen augurio y que los acusados serán sentenciado de nuevo después de un simulacro de juicio.

El 13 de junio, ACAT ha presentado comunicaciones a varios relatores especiales de las Naciones Unidas para denunciar las violaciones sufridas por los 24 acusado desde su detención.

Contexto

Sahara Occidental es considerado por las Naciones Unidas como territorio no autónomo como se define en el artículo 73 de la Carta de la ONU. También está ocupada por el Reino de Marruecos desde 1975. Una ocupación ilegal, Marruecos no es reconocido por la ONU como la Potencia administradora. En situaciones de ocupación, como Palestina, se aplica el derecho internacional humanitario, incluidos los Convenios de Ginebra.

El 24 acusados ​​fueron detenidos, torturados y condenados a largas penas de prisión sobre la base de confesiones firmadas bajo tortura debido a su participación en el campamento de protesta saharaui de Gdeim Izik en 2010. Las sentencias fueron emitidas el 16 de febrero de, 2013 por el tribunal militar en un juicio injusto marcada en particular por la negativa a escuchar a los testigos llamados por la defensa, y la negación  de ordenar un examen forense sobre las alegaciones de tortura. Los nombres de las víctimas que los acusados ​​están acusados ​​de haber matado ni siquiera se han mencionado durante el juicio.

El 27 de julio el año 2016 El Tribunal de Casación anuló la sentencia y se refirió a los acusados ​​ante el Tribunal de Apelación de Rabat. Esto constituye una violación del derecho internacional humanitario que obliga a la potencia ocupante para detener y enjuiciar a los saharauis dentro del territorio ocupado. La tortura, la detención arbitraria y el juicio injusto infligido a los acusados ​​son también graves violaciones del derecho internacional humanitario y debe ser investigada inmediatamente.

Descargar la carta a Federica Mogherini



[1] Gracias a una denuncia de la ACAT (Asociación Cristiana para la Abolición de la Tortura), el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas emitió una decisión histórica que condena a Marruecos por tortura contra Annaama Asfari . Ver: https://drive.google.com/file/d/0B7A9TDDdTSt_ejBRdnBYcVNzME0/view
[2] Hassana Alia, otro activista saharaui también fue condenado a cadena perpetua. Durante juicio militar se encontraba en España, donde ha obtenido asilo político después de varias apelaciones ante la justicia española.

AFAPREDESA exige la libération immédiate et inconditionnelle pour les détenus politiques sahraouis Groupe Gdeim Izik


A la veille de la reprise du procès farce intenté contre 24 prisonniers politiques sahraouis, la Association des Familles des Prisonniers et Disparus Sahraouis (AFAPREDESA) est profondément préoccupée par les lourdes peines qui seront prononcées à leur encontre.

Ce procès aussi illégale qu’injuste s’était initié le 26 décembre 2016, suite à la décision de la cour de cassation d’annulé le verdict de la cour pénale militaire qui les avait condamnés à des peines allant de 20 ans à la perpétuité prononcés sans la moindre preuve, excepté les aveux obtenus sous la torture[1]

Il s’agit de : 8 Condamnés à perpétuité[2]: Ahmed Sbai, Brahim Ismaili, Sidahmed Lamyaied, Abdalahi Lejfauni, Larosi Abdelyalil, Mohamed Bachir Butanguiza, Mohamed Bani et Abhah Abdalahi Ahmed Sidi.  4 Condamnés à 30 ans de prison ferme : Anaama Asfari, Mohamed Burial, Hasan Dah et Chiej Banga. 7 Condamnés à 25 ans : Abdalahi Taubali, El husain Ezaui, Diech Daf, El Bakay El Arabi, Mohamed Lamin Haddi, Mohamed Embarek Lafkir et Mohamed-Juna Babait. 3 Condamnés à 20 años : Mohamed Tahlil, El Bachir Jadda et Mohamed Layubi, Ce dernier se trouve en liberté provisoire pour des raisons médicales et le tribunal a décidé de lui faire un procès à part. Deux autres détenus, Taki Machdofi et Sidi Abderrahman Zayou, condamnés à la peine purgée de 2 ans et 3 mois chacun d’eux, sont également poursuivis par le tribunal civil.  

Les observateurs internationaux et les avocats de la défense ont relevé de multiples irrégularités aussi bien dans la forme que dans le fond.

Tout d’abord, ce procès viole les conventions des Genève qui régulent la conduite de forces d’occupation dans un territoire occupé. S’il y a des raisons qui justifieraient leur jugement, ces activistes et défenseurs des droits de l’homme, devraient être traduits devant un tribunal basée dans les territoires occupés soumis à la juridiction de la République Sahraouie et non du Royaume du Maroc, en vertu du Droit International Humanitaire. S’ils sont reconnus coupable ils devraient impérativement purger leur peine dans le territoire occupé. Pour ce vice de forme, Annaama Asfari et ses compagnons devront être libérés.

Quant aux considérations de fond, les irrégularités soulevées par l’ACAT dans son dernier communiqué[3], démontrent que le procès est éminemment politique.

Pour ces raisons, l’AFAPREDESA considère nulle et illégale toute décision que pourrait  prononcée le tribunal marocain à l’encontre des prisonniers politiques sahraouis et lance un appel urgent pour leur libération immédiate et inconditionnelle. 


Campement de Gdeim Izik, après l'intervention violente des forces d'occupation marocaines le 8 novembre 2010

AFAPREDESA demande également l’ouverture d’une enquête pour les flagrantes violations des droits l’homme perpétrées par les forces d’occupation lors du démantèlement violent du Campement de Gdeim Izik.  Une telle enquête devraient englobé la décès de 4 sahraouis dont un enfant de 14 ans, les plus de 300 cas de détentions arbitraires, la torture infligé aux détenus politiques sahraouis et dépurer la responsabilité pénale encourue par les forces marocaines.

Dans ce lien, documentaire d'AFAPREDESA sur l'intervention brutales des forces d'occupation sur le campement de Gdeim Izik:

https://vimeo.com/23539585



[1] Grâce a une plainte de l’ACAT (Association Chrétienne pour l’Abolition de la Torture), le Comité Contre la Torture de l’ONU a émis une décision historique condamnant le Maroc pour la Torture à l’encontre de Annaama Asfari. Voir :  https://drive.google.com/file/d/0B7A9TDDdTSt_ejBRdnBYcVNzME0/view
[2] Hassana Alia, un autre activiste sahraoui également condamné à perpétuité se trouvait au moment procès militaire en Espagne où il a pu obtenir l’asile politique après plusieurs recours auprès de la justice espagnole.